VELOCIDAD MENTAL

Un joven trabajaba en la sección verdulería de un supermercado. Llega un señor de traje y le pide media lechuga. El joven le pide que espere un poco, que tiene que consultar al jefe porque nunca habían vendido media lechuga.

Llegado a la oficinita del fondo donde estaba el jefe, le dice: Jefe, allá afuera hay un huevón que me pide "media" lechuga.

Estaba apenas terminando de decir esto cuando se dio cuenta que el mismo tipo estaba detrás de él. Pero rápido de reflejos, el joven continúa... y aquí, este caballero tan gentil ofrece comprar la otra mitad, (señalando al cliente vestido con un buen traje).

El jefe consintió la operación. El chico despachó la media lechuga y el jefe lo llama a la oficina de vuelta:

Me di cuenta que casi metes la pata, hace un rato, pero saliste muy bien pensando realmente rápido y eso nos gusta acá. Por ese camino llegarás lejos. Dime muchacho, ¿de dónde eres? De Brasil Ah, ¿sí?, ¿y por qué te viniste para acá? No me gustaba mucho allá. En Brasil hay solamente putas y jugadores de fútbol.

¡Mira tú!... Mi esposa es brasileña.

¡No me diga! ¿Y en qué equipo jugaba?